Detalles a tener en cuenta para que nuestro Windows 7 ande velozmente.

9546x550y1000

Una optimización adecuada es un procedimiento crítico para cualquier instalación de Windows, sin importar de qué versión se trate. La configuración por defecto que utilizan las plataformas Windows suelen garantizar (al menos en la mayoría de los casos) una funcionalidad apropiada para el usuario promedio una vez que el proceso de instalación ha finalizado, pero dicha configuración está lejos de ser la ideal para nuestros sistemas.

Uno de los sueños de cualquier usuario de ordenador sería encontrar a un sistema operativo que no necesite ninguna clase de optimización, y que su integración con el hardware sea tan eficiente que ningún cambio en su configuración podría extraer una gota más de rendimiento.

La primera parada nos lleva a lo que probablemente sea una de las mejores opciones incluidas en Windows 7, y es la que permite desactivar funciones del sistema. En versiones anteriores de Windows, nos encontrábamos obligados a recurrir a herramientas hechas por terceros para desactivar e incluso quitar algunas aplicaciones de Windows, al recurrir a la sección para desactivar funciones, se puede prescindir de Internet Explorer 8, y de otras cosas como el Media Player, y el Windows Media Center. En la lista hay varias cosas que pueden desactivarse, comenzando por los componentes para Tablet PC (a menos que poseas una), la plataforma de Gadgets (siguen siendo los mismos que en Vista) y el servicio de índices. Probablemente dejaría tranquilo a la Búsqueda de Windows, y a todo lo basado en .NET. Experimenta con la seguridad de que, ante cualquier cambio negativo, puedes deshacerlo al siguiente reinicio.

La memoria virtual en Windows 7 puede parecer un tema más delicado que en versiones anteriores, pero lo cierto es que no es tan así. Windows 7 recomienda 1.5 veces la memoria física instalada, pero en algunos casos incluso una configuración de 1 a 1 puede parecer exagerada. Lo más seguro es comenzar con un valor de 1 a 1, luego reducir su tamaño, utilizar el ordenador algunos días, y si no hay problemas a la vista, seguir reduciendo la memoria virtual hasta que algún detalle aparezca.

954Dx550y1000

Una función importante que debemos enfrentar en materia de rendimiento bajo Windows 7 es nada menos que Aero. Para funcionar, el escritorio Aero necesita un hardware determinado, el cual en caso de no estar presente revierte al escritorio al modo básico y sin transparencias de Windows 7. Muchos piensan que al momento de tener Aero activado, son necesarios todos sus efectos, pero esto no es verdad. Puedes mantener las transparencias principales de Aero, y quitar algunos efectos para ganar rendimiento en tu sistema, como los desvanecimientos, los desplazamientos y las animaciones dentro de las ventanas. Incluso se pueden desactivar algunas funciones especiales como el Aero Snap, que redimensiona las ventanas que son arrojadas hacia los laterales y hacia la parte superior de la pantalla. Lo más extraño de todo es que esta opción se encuentra dentro de la configuración del ratón, ubicada en la sección Facilidad de Acceso. Allí debes colocar una tilde en la casilla que impide la reorganización de las ventanas cuando son colocadas en los bordes de la pantalla. Eso es todo.